Recepción: +34 865 775 686 / Emergencias: +34 642 445 866 consultas@policlinicaryc.es

Existe consenso entre odontólogos y pacientes acerca del hecho que el cáncer oral es una patología que afecta a medio millón de personas cada año, según las cifras que maneja la Federación Dental Internacional (FDI) y que, por lo tanto, son valiosos todos los esfuerzos que se puedan hacer, desde todos los ángulos para hacer frente común ante esta enfermedad tan peligrosa.

Por ello, queremos compartir contigo hoy consejos acerca de aquellos aspectos que debes tener en cuenta para prevenir la aparición del cáncer oral.

A pesar de que se tiene conocimiento de la existencia de factores hereditarios y ciertos genes que favorecen la aparición y desarrollo de ciertos tipos de cáncer, en el lado positivo, la verdad es que son muy variadas las acciones que se pueden poner en práctica a la hora de prevenir la aparición del cáncer de boca.

¿Cuáles son estas acciones de carácter preventivo contra el cáncer oral?

Disminuir el consumo de alcohol.

Tomar una copita de nuestro vino preferido cada día seguramente sea beneficioso y pueda ayudar a mejorar nuestra salud cardíaca. Sin embargo, como todos los excesos, consumir vino en exceso, así como cualquier otra bebida alcohólica puede tener consecuencias muy dañinas para la salud.

Los excesos con el alcohol incrementan el riesgo de padecer cáncer de manera significativa. No solamente eso, como comentábamos en otro artículo de nuestro blog, si además combinamos alcohol con cigarrillo, la fórmula es mucho más nociva y los daños irreversibles.

Virus del papiloma humano (VPH)

En base a los resultados de diversas investigaciones llevadas a cabo por Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, se encuentran con más frecuencia casos de cáncer oral que están relacionados con el VPH en las amígdalas en la base de la lengua, en los años recientes.

Estas investigaciones establecen un vínculo entre algunas cepas del VPH con ciertos tipos de cáncer, por eso resulta tan importante que niños y adolescentes reciban la vacuna contra el VPH con el fin de prevenir esta enfermedad.

Tabaquismo.

Según la American Cancer Society, las personas que han sido diagnosticadas con cáncer oral son o fueron, en un gran porcentaje, fumadores activos. Está ampliamente demostrado que aquellos que son (o han sido) consumidores de tabaco tienen una probabilidad mayor de sufrir cáncer, que aquellos que nunca lo han consumido.

Además de estar entre las causas más evidentes del cáncer oral, el tabaco también puede provocar cáncer en otros órganos del cuerpo tales como la laringe, los pulmones, el esófago, los riñones, la vejiga y muchos otros más.

No cabe duda de que el consumo de tabaco está ligado a un sinnúmero de enfermedades odontológicas tales como la gingivitis, la destrucción de las cavidades óseas que rodean de los dientes y la pérdida dental.

Una mala o incorrecta higiene bucal.

Las personas con malos hábitos de higiene bucodental tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de boca.

Estos malos hábitos de salud dental, así como el uso de prótesis dentales mal adaptadas, pudieran ser algunas de las causas principales de esta enfermedad. Es por ello que se hace hincapié en la necesidad de realizar revisiones periódicas con tu dentista de confianza, con el fin de detectar tempranamente un posible cáncer en la cavidad oral.

Nutrición deficiente.

El cáncer oral también puede ser provocado, o su aparición puede ser favorecida, por la falta de nutrientes en nuestro organismo.

Una dieta con un bajo contenido en verduras y fruta, así como una deficiencia en alimentos que contengan vitamina A, puede aumentar el riesgo de desarrollar este tipo de patologías.

Debemos recordar también que una nutrición deficiente puede debilitar nuestro sistema inmunológico, otro de los factores que incrementan el riesgo de desarrollar un cáncer en la boca.

La prevención es ciertamente clave en la detección precoz del cáncer oral.

Día tras día, sin darnos cuenta, estamos expuestos, de manera consciente e inconsciente, a multitud de factores que pueden incrementar el riesgo de padecer cáncer oral, una de las 10 enfermedades más comunes en el mundo.

Es por ello que recomendamos con tanta insistencia el programar revisiones periódicas con un odontóloga para detectar de forma temprana, no solamente ésta, sino cualquier otra patología.

En cualquier de las diferentes ramas de la odontología podrás encontrar profesionales altamente capacitados para realizar tamizajes en los labios y tejidos peribucales, en la boca y la orofaringe para así poder determinar si existe alguna lesión que sea potencialmente maligna, en caso de que se sospeche que un paciente reúne las condiciones como para sufrir, o estar sufriendo, de un cáncer oral.

Dra. Carolina Lafuente Núñez

Autor Dra. Carolina Lafuente Núñez

«Como odontólogo trabajo para devolver a mis pacientes su sonrisa, porque una boca sana es una boca feliz.»